¿Quién es Dios?

No hay pregunta tan fundamental como: ¿Quién es Dios? ¡A través de la Biblia, Dios revela muchas cosas acerca de su naturaleza! La pregunta es: ¿por dónde comenzamos? Comenzaremos con la gloria de Dios.

El primer sitio en la Biblia donde escuchamos acerca de la gloria de Dios, es en Éxodo. Cuando al fin él se revela a sí mismo a Israel, su inmediata presencia es caracterizada por una brillantez sorprendente en una nube brillante que apareció como una columna de nube y de fuego. Esta primera aparición en el desierto y en la cima del monte Sinaí (Éxodo 16:10; 24:16-17), eventualmente se estableció dentro del tabernáculo (Éxodo 40:33-35; Salmo 26:8). Aún es evidente que la gloria de Dios no es una luz literal, ya que la Biblia afirma que la creación está llena de su gloria (Salmo 19:1; Números 14:21). La importancia de la gloria de Dios es descrita a través de las siguientes líneas:

 Dios creó el mundo para su gloria (Salmo 19:1)

  • Dios sana el mundo caído a través de su gloria (Isaías 35:2)
  • Dios nos hizo para su gloria (Isaías 43:7)
  • Dios nos salvó para alabanza de su gloria (Efesios 1:12)
  • Dios hace todo para su propia gloria:
  • Cuando el juzga, lo hace para su gloria (Exodo 14:4)
  • Cuando muestra misericordia lo hace para su gloria (Isaías 48:11)
  • Todo lo que hagamos lo debemos hacer para su gloria (1 Corintios 10:31)

“Dios…es infinitamente el mejor y más grande de todos los seres. Todas las demás cosas, con respecto al valor, importancia y excelencia, son perfectamente como NADA en comparación con el….El máximo (propósito) de las obras de Dios es….la gloria de Dios.”—Jonathan Edwards.

 “El significado Bíblico para la palabra “gloria” es en el Hebreo kavod… que significa fuerte, pesado, significante…

La “gloria del Señor” indica la brillantez que se conecta con todas las virtudes de Dios y su autorevelación en naturaleza y gracia…..Como objeto de amorosa adoración es llamado: su hermosura. Como objeto de nuestra reverente sumisión es llamado: su majestad. Como objeto de nuestra gozosa gratitud es llamado: su justicia”—Herman Bavinck.

“El propósito de Dios (en todo lo que hace) es su gloria, pero esto es fácilmente incomprendido. La gloria que es su objetivo es como un compañerismo con dos lados, con dos escenas. Es una conjunción de a) hechos revelatorios a través de los cuales él nos muestra su gloria, con b) respuesta en adoración para darle la gloria por todo lo que hemos visto y recibido. En esta conjunción se desarrolla el compañerismo de amor para el cual fuimos hechos.”—J.I.Packer

“El Padre…Hijo…y Espíritu Santo se glorifican entre sí…El amor entre ellos es la dinámica activa de la vida Trinitaria de Dios. Las personas que exaltan a Dios, tiene comunión y apoyo entre ellos….Se protegen unos a otros en el centro de su ser. En un constante movimiento de apertura y aceptación cada persona envuelve y rodea a los otros. Esa es la razón por la cual la Creación ni es una necesidad ni es un accidente. En cambio, Dios nos ha dado la vida interior que sobrepasa por mucho todo lo demás, podemos decir que la creación es un hecho que fue instalado por Dios…En la creación Dios por su gracia hizo una habitación en el universo para otras clases de criaturas. El esplendor de Dios (gloria), se hace más clara en donde quiera que el poder del Hijo de Dios se entrega poderosamente con el propósito de que otros den fruto… El patrón de vida de Jesucristo reproduce en el mundo la vida interna de Dios” Cornelius Plantinga.

 Lo que tenemos, entonces es un retrato de Dios cuyo amor, aún antes de la creación de todas las cosas, es dirigido hacia otra dirección. Esto no puede ser dicho (por ejemplo) de Alá…Siempre ha sido una orientación en la naturaleza de Dios… Nosotros somos amigos de Dios por virtud del trinitario amor de Dios que ha obrado en la plenitud del tiempo para el plan de redención, concebido en la mente de Dios en la eternidad pasada e incursionado en el espacio de tiempo de nuestra era justamente en el momento correcto.   D.A. Carson

 Pero como Dios es infinitamente el más grande ser, por tanto, él es….infinitamente el más hermoso y excelente. Toda la belleza que encontremos a través de la creación entera, es sólo un reflejo de los rayos difusos de aquel ser que irradia una infinita llenura de brillantez y gloria; Dios es el fundamento de todo ser y de toda belleza.-   Jonathan Edwards

 Al inicio consideré distante la posibilidad de creer en Dios pero un tiempo más tarde…me encontré tropezando con la demanda de que nosotros debemos “adorar” a Dios; aún más, con la indicación de que Dios mismo lo demanda. Todos despreciamos al hombre que tiene confianza en sí mismo… pero el más obvio factor acerca de la alabanza escapaba a mi entender, sin importar si era hacia a Dios o un extraño. No me había percatado de que todo placer, espontáneamente se desborda en alabanza. El mundo se rodea de alabanza—los amantes alaban a su pareja, los lectores alaban a su poeta favorito, los jugadores alaban a su deporte favorito, los caminantes alaban los paisajes…..Excepto en donde las circunstancias adversas e intolerables interfieren, la alabanza casi parece ser íntima apenas audible….El hombre espontáneamente alaba todo lo que el valora, es por eso que la espontaneidad nos urge a unirnos en alabanza. “¿No fue glorioso?. ¿No piensas que es magnífico?”. Ciertamente no podemos ayudar a hacerlo….porque la alabanza no meramente expresa sino que completa el placer; ésta es su señal de consumación…..Nuestras expresiones de alabanza son inadecuadas—pero si uno pudiera real y totalmente alabar de forma perfecta—¡entonces nuestra delicia alcanzaría un desarrollo perfecto!. Para entender lo que (el cielo) significa, debemos imaginarnos en perfecto amor con Dios—embebidos en él, ahogados en él, disueltos por él, encantados, distantes de permanecer deprimidos…fluyendo de nuestro ser una expresión incesante y perfecta—El catecismo escocés dice que el principal objetivo del hombre es glorificar a Dios y gozarse en él para siempre. Entonces sabremos y conoceremos que son lo mismo. Para estar totalmente gozoso hay que glorificar—dirigidos a glorificarlo a Él.     C.S.Lewis

 Todos estamos hambrientos de la gloria de Dios, no la propia. Nadie sube al gran cañón por incrementar su autoestima. ¿Por qué van?. Porque hay un gran sentir en el alma de contemplar el esplendor más que el que hay en uno mismo…El punto es el siguiente: Fuimos hechos para conocer y atesorar la gloria de Dios sobre todas las cosas; y cuando negociamos ese tesoro por imágenes, todo se distorsiona. El sol de la gloria de Dios fue hecho para brillar en el centro del sistema solar de nuestra alma. Al ser así, todos los planetas de nuestra vida son acomodados en su propia órbita. Pero cuando el sol es desplazado, todo vuela aparte. La sanidad de nuestra alma comienza por restaurar la gloria de Dios en su lugar, llevando todo atractivo hacia el centro.—–John Piper

Resumen. El universo fue una explosión literal de la gloria de Dios—creada para reflejar y comunicar su gloria y belleza hacia nosotros—por tanto, en la medida en que nosotros incrementamos nuestra adoración y gozo por su gloria en todas las cosas especialmente en su Hijo Jesucristo, podremos mostrar nuestra delicia y felicidad en Dios.

PREGUNTAS DE APLICACION

 

1.-Dijimos que es natural que el llamado que Dios nos hace a darle la gloria es un tema malentendido. Suena como si él lo necesitara y que él es un ser egoísta. Tomando como base lo que has aprendido, escribe tu propia respuesta a este malentendido.

 

2.- Dios creó el mundo y a nosotros para que pudiéramos compartir el amor, gozo y gloria de la  Trinidad. ¡Hay innumerables implicaciones y aplicaciones prácticas a esto! Por lo pronto, escribe algunas de ellas en tu propia vida.

 

  1. a) ¿Qué malos pensamientos, emociones distorsionadas o prácticas erróneas resultan cuando no nos ubicamos en la gloria de Dios?

 

  1. b) ¿Qué malos pensamientos, emociones distorsionadas o prácticas erróneas resultan cuando olvidamos la razón por la que Dios creó al mundo y a nosotros?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *